miércoles 17 de julio de 2019 - Edición Nº224

Seguridad y emergencias | 10 jul 2019

Camino al juicio oral

CRIMEN DE CYNTHIA FILIPPONE: CONVOCARON A LOS IMPUTADOS A UNA AUDIENCIA PRELIMINAR

Hay cuatro sospechosos por el asesinato de la artesana que mataron delante de sus hijos.


La justicia tiene caminos largos, muchas veces desiguales. Trayectos de sufrimiento, de dolor, de angustias, de bronca. Y un destino muchas veces incierto. Dudoso. Cuando uno es víctima no elije serlo, le toca sin siquiera poder llegar a pensarlo o preverlo. Así ocurrió con la familia Filippone, que en mayo de 2014 embarcó este rumbo de manera sorpresiva y sin motivos predecibles.

 

 

Cynthia Filippone, una mujer de 40 años, artesana y madre de dos hijos, fue asesinada. Ocurrió en la tarde-noche del lunes 5 de mayo de 2014. Ella estaba en su casa de paseo 111 y avenida 6. Como tantos otros días, salió al patio para descolgar la ropa que estaba tendida, secándose sobre una soga. A diferencia de las veces anteriores, ahora había alguien acechando. El agresor la tomó por la espalda y con un arma blanca le provocó dos grandes cortes. Uno en el rosto. El otro, en el cuello.

Cynthia entró a su casa, con pocas fuerzas logró cerrar la puerta y les pidió a su hijo de 8 años y a su hija de 6 años, que llamaran a Daniel Hernández, su pareja. Luego se desvaneció en el suelo. Quedó en posición fetal y falleció desangrada, ante la mirada de sus nenes.

 

 

La fuerza para empujar el carro en este camino de la Justicia, surge de muchas personas que piden por el esclarecimiento del crimen. Y es su hermano, Luis Filippone, quien conduce el vehículo para que la marcha sea constante y la investigación siga adelante.

 

LOS RECLAMOS DE JUSTICIA

La imagen de dolor, que se reflejó en la imaginación de todos viendo a los dos nenes junto a su madre tendida en el suelo, sin vida, caló hondo en el sentir de muchas personas.

 

 

Pronto el caso tomó trascendencia nacional y pocos días después el pedido de justicia se hizo sentir como nunca antes en nuestra ciudad. Fue una marcha con más de mil personas, siendo la manifestación más grande que Villa Gesell tuvo en sus casi 90 años de historia.

 

 

En este camino de Justicia, la familia Filippone lidió con el accionar del Dr. Eduardo Elizarraga, el Fiscal que estaba a cargo del caso, del cual hubo fuertes cuestionamientos. La familia opinó que era una persona inepta. Con intención o no, Elizarraga generó grandes demoras. No había avances en la investigación, y la causa estaba estancada.

Luego de los pedidos de la familia Filippone, el caso pasó a manos de la Dra. Verónica Zamboni. Allí, la marcha de la Justicia tomó velocidad. Pronto hubo respuestas y se conocieron detalles, aunque el tiempo perdido en las primeras horas fue irrecuperable.

Más adelante, los Filippone encontraron en el camino a la abogada Nilda Gómez, a quien elogiaron por la agilidad que le dio a la causa, que está a un paso del juicio oral.

 

 

El contacto entre los Filippone y Nilda Gómez también fue por el dolor de una pérdida, porque el hijo de la abogada falleció en la tragedia de Cromagnon, y desde ese momento ella participó en varias ONG de víctimas.

 

LOS IMPUTADOS HACIA EL JUICIO ORAL

Hoy, más de cinco años después del crimen, la Justicia citó a los imputados a una audiencia preliminar, en la que tienen que presentar las pruebas para el juicio oral, que será muy pronto.

En el banquillo de los acusados hay cuatro personas: El principal sospechoso del homicidio es Sergio “el Perro” Muñoz. Una mujer con la que se lo vinculó, identificada como Carolina Beatriz “La Rubia” Schulz Dorfer. Diego Nicolás “El Moneda” Enrique. Y Simón Hernández, hijo de la pareja de Cynthia y con quien no habría mantenido una buena relación.

La audiencia preliminar será el 27 de agosto a las 8.30 hs. Y la familia espera que el juicio sea poco tiempo después, en Dolores, concluyendo un viaje del que todos esperan se haga Justicia.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: