viernes 18 de octubre de 2019 - Edición Nº317

Seguridad y emergencias | 18 sep 2019

Hallazgos en la casa de un acusado

MÁS PRUEBAS COMPROMETEN A LA FAMILIA ARRIOLA POR EL CRIMEN DE LORENA ARANA

La ropa encontrada en un domicilio de Madariaga tenía manchas de sangre de la víctima.


En el marco de la investigación por el crimen de Lorena Arana se sumaron más pruebas a la causa, que incriminan a la familia de Carlos Arriola, quien fuera pareja de la víctima al momento del femicidio.

Arana fue hallada en noviembre de 2018 en un médano de la zona oeste. Tenía un disparo en el pecho y el rostro desfigurado. De inmediato, la policía detuvo por orden judicial a Arriola.

En los primeros días se recabaron testimonios y pruebas a través de comunicaciones, que incriminaron a quien era la pareja de la víctima. Con el tiempo se fueron sumando pruebas a través del aporte científico, y recientemente los resultados sobre el análisis de sangre de una prenda de vestir compromete aún más al acusado.

La ropa de Lorena Arana fue encontrada en Madariaga, en el domicilio de un hijo de Carlos Arriola, un joven que fue detenido por estar sospechado de ser partícipe necesario para la concreción del crimen y la desaparición del cuerpo en zona de médanos. La vestimenta estaba en un cesto de basura afuera de la casa de uno de los acusados, y las manchas de sangre corresponden a la víctima, de acuerdo a información que la fiscal Verónica Zamboni le indicó a Telégrafo, en la continuidad de la investigación por este caso.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: