domingo 15 de diciembre de 2019 - Edición Nº375

Seguridad y emergencias | 28 nov 2019

Les dieron de 17 a 33 años de prisión

CONDENARON A LOS PADRES Y POLICIAS ACUSADOS DE PROSTITUIR A CUATRO HERMANITOS

El caso generó horror al trascender que había una red de personas que abusaban a los menores, que vivían en el barrio Las Praderas.


Los hechos aberrantes fueron reiterados desde 2009 hasta 2015, seis años de terror en los cuales los pequeños fueron sometidos por sus padres y regenteados por un grupo de policías que “conseguían clientes”.

Después de cuatro años de investigaciones, se produjo el fallo judicial que condena a los acusados, con penas que van desde los 17 hasta los 33 años.

A través de las declaraciones los nenes abusados continuará la tarea de la justicia, ya que hay vecinos de Villa Gesell que pagaban por este “servicio” que parece extraído de un cuento de ficción, pero que ocurría en nuestra ciudad, en una vivienda del barrio Las Praderas, en paseo 130 y avenida 17.

Los abusos y la corrupción de los menores comenzó en 2009 y recién fueron separados de los padres en 2015, cuando tenían entre 8 y 16 años.

LOS CONDENADOS

La madre de los nenes abusados es Carolina Espinola Samudio, quien fue condenada a 30 años de prisión.

El padrastro de los chicos es Ramón González Báez, fue condenado a 33 años de prisión, acusado de abusar y entregar a los menores.

El policía Carlos Fabián Genta, quien se desempeñaba como Jefe de Calle, fue condenado a 24 años de prisión.

Los otros dos condenados son Oscar Celso Franco (17 años de prisión) y Rubén Néstor Pallecchi (20), quienes conseguían los clientes y disponían del lugar donde se producían las violaciones.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: