domingo 05 de abril de 2020 - Edición Nº487

Información general | 6 dic 2019

Debate sobre el futuro del Faro Querandí

ASAMBLEA CIUDADANA: “FALTA UN VOTO PARA QUE LA RESERVA SEA PARQUE NACIONAL”

Una discusión que divide a la ciudad y va más allá de la bandera política.


Guardaparques y grupos ambientalistas insisten que cuanto antes debe tratarse un proyecto de ordenanza para ceder el espacio de la reserva natural Faro Querandí e iniciar el proceso para convertirlo en un Parque Nacional.

Lo concreto hasta el momento es que no hay un proyecto en el Concejo Deliberante que le de estado legislativo a la intención. Pero sí se realizaron varias charlas en distintos ámbitos, en las cuales el vicepresidente de PN, Emiliano Ezcurra habló sobre las bondades de que la reserva pase a ser el 50º Parque Nacional de Argentina.

 

 

Para que la reserva sea un Parque Nacional, Villa Gesell debe ceder la reserva a la Provincia, ésta debe transferirla a Nación, y recién ahí se genera la creación de PN. Para esto, dos tercios del HCD debe aprobar la cesión de esta franja de 5.775 hectáreas de arena, que enmarcan flora y fauna nativa.

 

EL COMUNICADO DE LA ASAMBLEA CIUDADANA

“Puede ser Parque Nacional.
Falta tan solo un voto.

Pero hay seis concejales que todavía están a tiempo de votar a favor de su creación y están decidiendo no hacerlo. Sin argumentos válidos. Nos hicieron perder el tiempo en reuniones despejando dudas. Para solamente decir que no porque no.

De ahora en más: cada vez que los guardaparques de Faro Querandí se vean desbordados, sin equipamiento, agredidos por quienes violan la zona intangible, vandalizan sitios de interés arqueológico, tiran basura, agreden su fauna y destruyen su flora, nos vamos a acordar de estos seis nombres si les dan la espalda:

Juan Manuel Martínez (manteca)- Hernán Luna - Jesica Cané - Rosa Estanga - Eugenia Grinspun - Sebastián Malgor”.

 

SE DEBE EL DEBATE

Hay una verdad única sobre la reserva natural Faro Querandí. Y es que le falta cuidado y protección, especialmente para evitar que caravanas de motos, cuatriciclos y camionetas transiten libremente por sectores protegidos.

Ahora, el debate debe ser sobre cómo se genera esa protección. Los caminos son dos: por un lado que la reserva pase a ser Parque Nacional, y que sea este ente el que se encargue de protegerla; y por el otro lado, que se cumpla realmente con el plan de manejo de la reserva, que fue aprobado hace muchos años pero que nunca fue puesto en práctica, además de que podría tener modificaciones, ser mejorado e incluso contar con partida presupuestaria propia.

 

 

La situación de Parques Nacionales en la actualidad no es la mejor. Muchos de los PN de Argentina están desprotegidos por falta de presupuesto y a través de un decreto, a mediados de 2019 se permitió la venta de parcelas en las zonas donde hay Reserva Nacional, como lo sería el sector desde el Faro hasta Mar Azul, en caso de concretarse la propuesta que hoy Villa Gesell debate de manera informal.

Uno de los aspectos positivos para la comunidad es la promoción turística que tendría un PN en territorio geselino. Esto teniendo en cuenta que en caso de transferir el manejo de este espacio, seguirá siendo suelo geselino. El Partido no se achica. No se modifica.

 

 

Hay decenas de cuestionamientos acerca de una y otra postura. Hay aspectos positivos y negativos en la creación de un Parque Nacional así como también hay cuestiones positivas y negativas en que siga siendo una reserva natural administrada por Villa Gesell, aunque para esto debe tener un impulso inmediato, la revisión del plan de manejo, sumarle mejoras y generar una tasa para que se cuente con recursos para desarrollar el cuidado del ambiente y generar el ámbito para su explotación turística sustentable.

Hoy el debate está verde, porque son solamente sectores de la comunidad los que conocen los beneficios y perjuicios de la decisión que se tome. Pero falta conocimiento abierto a los vecinos sobre lo que significa esta inmensa porción de arena, única en el país.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: